Tratamiento

Hilos Tensores

Hilos Tensores

Con el paso del tiempo, es inevitable la aparición de arrugas y marcas de expresión en el rostro, provocadas por la pérdida de firmeza. Pensamos que es el momento de rejuvenecer nuestra cara, Pero no queremos recurrir a la cirugía, En este caso lo ideal es hilos tensores que ayudan a corregir la flacidez en el rostro, el cual se logra colocando los hilos tensores para elevar las cejas, los pómulos, mejorar el surco nasogeniano, combatir el doble mentón, reafirmar el cuello y, en general para rejuvenecer la piel, dejándola más tersa, elástica y luminosa.
Tras el tratamiento, el rostro queda más estilizado.
Es una técnica mínimamente invasiva, para la que simplemente es necesario el uso de crema anestésica en la zona a tratar.

¿Cómo se hace?

consiste en la introducción de hilos: una sutura sintética empleada generalmente en cirugías cardíacas, reabsorbible por hidrolisis (descomposición de sustancias orgánicas por acción del agua), segura e ideal para tejidos internos y haciendo que los hilos sean biocompatibles con el organismo y no producirán alergias, rechazos, ni efectos secundarios. El hilo se implanta con ayuda de una cánula muy fina que sirve de guía a nivel del tejido celular subcutáneo, posteriormente esta es retirada logrando que el hilo se fije al tejido sin anclajes ni suturas, debido a que este está provisto de espículas o espigas que facilitan su fijación. La técnica de instalación y el tipo de hilos a utilizar, son variables de acuerdo a cada persona y al objetivo que se busque con su aplicación. Este es ambulatorio y no requiere incapacidad médica.

Beneficios

• Se consigue un efecto lifting sin cirugía y de forma rápida
• Una piel más tersa, elástica y vital
• Se estimula la producción de colágeno, por lo que los resultados van mejorando con el tiempo.
• Se reduce el pliegue nasolabial, las pequeñas arrugas y la flacidez de la piel.
• Rejuvenecimiento facial.
• Disminución de la profundidad de líneas de marioneta cuello, dorso, manos y zonas corporales.
• Vitalidad, elasticidad, calidad y mayor luminosidad de la piel.
• Perfilamiento facial, levantamiento punta nasal y disminución de apariencia de caballete nasal, modelado de ángulo de cejas.

×